miércoles, 3 de noviembre de 2010

"Dar motivos para creer"




La lucha que comenzó durante el Franquismo con el fin de cambiar las estructuras de un país “desestructurado” ha dejado de suponer una lucha. Es decir, una muerto el dictador, y promulgada la Constitución Española de 1978, se comenzaba con la democracia Real. El escenario no era una mera fachada democrática donde se trataban de legitimar falsas elecciones, sino que verdaderamente, los valores de libertad, igualdad y justicia social comenzaban a tener cabida en el panorama político y social de la España del momento.

El proceso de Transición culminó con éxito, pero quizás a día de hoy, sea necesario recordar el por qué de la Democracia y volver a encauzarla por el camino correcto.
Si bien es cierto que nuestro país ha cambiado, hay cosas que han empeorado. En ocasiones esto parece una democracia light: la corrupción está a la orden del día, y mientras que “condena” a un juez -por tratar de hacer justicia con los crímenes del Franquismo-, políticos que se han dedicado a robar, engañar y estafar a la ciudadanía quedan impunes ante tales hechos pudiendo ser candidatos en las próximas elecciones.

Si el fin antes era luchar contra casi cuarenta años de Régimen Franquista abogando por las libertades y la consecución de los derechos sociales, ahora en muchos casos, lo que interesa es perpetuarse en el poder, que por cierto, en ocasiones, corrompe. Y es que como decía Lord Acton: “El poder corrompe, y el poder absoluto corrompe absolutamente”.

Está en nuestra mano regenerar la democracia. Hay que renovar energías y devolverle la ilusión a la ciudadanía.
Es triste que la derecha siempre salga a votar –roben o no roben sus dirigentes políticos- pero la realidad es que es la izquierda inconformista la que decide abstenerse ante tal clima de fechorías y corrupción.

Nuestra democracia está empañada como si de un cristal se tratase. La clave está en recuperar la confianza y hacer políticas por y para el pueblo.
El escenario es bien distinto al de 1978. El Parlamento se ha convertido en un lugar de disputa pública, de bochorno asegurado en ocasiones y en un espectáculo que lleva por título: “Pasen y vean”.

La gente cree que todos los políticos son iguales y por tanto que todos pueden ofrecer lo mismo, y no es cierto. Nuestro país ha sido un abanderado del progreso gracias a los gobiernos de izquierdas, y si el ciudadano de izquierdas se queda en casa y no vota, estamos perdidos.

Estaremos perdidos si en 2012 comienzan los verdaderos recortes de derechos y las privatizaciones que el señor Rajoy (por llamarle algo) se está aventurando en anticipar. Las encuestas le avalan, y los 10 puntos de diferencia que mantiene sobre el PSOE le hacen sentirse orgulloso de lo que es... (me ahorro el comentario). Sigo pensando en que es un inepto incapaz de gobernar España. Nuestro país no se merece una presidente que no sabe serlo, y mucho menos, una persona que tratará de privatizar el aire si le dejan. Los pobres serán aun más pobres, pues parece ser, que este "señor" privatizará parte de la sanidad y la educación pública, la dependencia y por supuesto, acabará con la ley del matrimonio homosexual y modificará la del aborto.

¿De qué habrán servido estos 8 años de PROGRESO, AVANCE, DERECHOS SOCIALES Y CALIDAD DE VIDA? Volveremos a ser un país en la caverna, y como decía Platón en el mito de la Caverna, nos convertiremos en ciudadanos que no quieren afrontar la realidad. Cuando estos lleven un año de gobierno y los españoles sepan de lo que son capaz, vendrán a pedir amparo al Partido Socialista...como ocurre siempre... pero para eso, habremos perdido 4 años, que como suele decirse, son oro.

Hay que incentivar a la gente, “darle motivos para creer” y demostrarle que hay una clara diferencia entre el rojo y el azul, entre la izquierda y la derecha…
No creo que los españoles quieran un gobierno retrógrado en ideas y principios, sino una democracia que abogue por el progreso y la necesidad de seguir avanzando.

4 comentarios:

Pablo dijo...

1º"muerto el dictador y promulgada la CE1978, se comenzaba la democracia real". ¿Qué significa democracia real? ¿Puede haber democracia real con un Jefe de Estado designado por el caudillo? ¿Hay democracia real con una ley electoral que fomenta el bipartidismo y q reduce a poco la participacion política de los partidos minoritarios?
2º"el proceso de transición culminó con éxito". ¿podemos hablar de éxito cuando se perdono a los que vencieron la guerra y se dejó en el olvido a los que la perdieron? ¿es un éxito que aun hoy haya franquistas en las instituciones?
3º Yo creo que la clave no es solo politica para y por el pueblo, sino política para,por y con el pueblo. La clave es 100% transparencia y añadido a esto comunicación y pedagogia, saber explicar lo que se hace y por qué se hace.
4º"privatizará parte de la sanidad y la educación pública, la dependencia" Estos tres temas son competencia de las CCAA asi que seguiran dependiendo de si el gobiero regional de turno es conservador o socialista.
5º Sigo pensando que la prohibición del matrimonio homosezual o del aborto son promesas electorales encaminadas a atraer el voto de extrema derecha.

dA dijo...

Me hace gracias lo de "motivos para creer" y me viene a la cabeza una frase que soltó un día Manuel Chaves en un acto de campaña del nuevo Estatuto de Andalucía. El casi vitalicio presidente andaluz pedía que le miraran a los ojos y confiaran en él, así a pelo sin necesidad de dar más explicaciones.

Querida María, el manido "miedo a la derecha" quedó en desuso en 1996 cuando ganó el PP. Ni se ilegalizó el divorcio como decían ni se privatizó la sanidad pública. Tampoco con Zapatero en 2004 se enterró la enseñanza de la religión en los colegios o se terminó con los privilegios de la Iglesia católica en este país.

¿De verdad crees que se terminará con el matrimonio homosexual? No se atreverá, principalmente porque hay muchos amigos de Rajoy que están haciendo uso de él.

La responsabilidad de gobernar España hasta 2012 es del PSOE, a ellos hay que pedirles que hagan bien su trabajo, que sean ejemplo de honestidad y de esfuerzo por superar estos momentos.

Y recuerda, siempre hay que ser críticos con el poder y nunca dejarnos manipular.

Besitos

María Núñez dijo...

Pablo a ti te respondo luego que son más cuestiones, y además lo hablamos por otra vía ;)

Da, sé que hay que ser críticos, y soy la primera en hacerlo, pero todos han visto a un Rajoy desenmascarado esta semana...con su agenda oculta y sus planes furtivos para llegar a la Moncloa. Esto es lo que tiene que ofrecernos la derecha, ni más ni menos. Sólo saben criticar destructivamente, sin aportar ideas y mucho más allá de decir: hay que privatizar esto, y lo otro , y lo otro, y recortar en gasto social y poco más.

La responsabilidad de gobernar es nuestra. Debemos hacerlo lo mejor que podamos, y me consta que desde hace unas semanas muchas cosas van mejor. Confío plenamente en la vicepresidencia de Rubalcaba, es un fenómeno. Y bueno, realmente yo le tengo miedo a esta derecha, porque cosas como las que ocurren en Alemania, Francia, Italia o Inglaterra podrían estar pasando aquí y ahora si el PP gobernase. No te engañes, ellos nunca cambian, ni siquiera se adaptan. El PP es el partido de TODA LA DERECHA: los franquistas, fuerza nueva, liberales, democristianos...todos...y ellos, SIEMPRE votan.

Tenlo en cuenta, y gracias por tus aportaciones, pero tranquilo, porque sé que no somos perfectos y la primera que hace autocrítica soy yo ;)

Un abrazo.

dA dijo...

El hecho de privatizar servicios públicos deficitarios no tiene nada que ver con que el gobierno sea de derechas o de izquierdas. Por ejemplo, Telefónica, el Banco Argentaria, Repsol o Seat eran empresas públicas y fueron privatizadas durante el gobierno de Felipe González.

Cierto que el PP aglutina a toda la derecha pero ¿no sería fantástico que el PSOE también hiciera lo mismo con la izquierda?. Que se convirtiera en un partido socialdemócrata al estilo europeo (SPD por ejemplo), donde se sintieran identificadas aquellas personas que piensan y se sienten de izquierda. Lamentablemente esto no es así.

A mi también me gusta Rubalcaba. Me parece un modelo de político, serio, trabajador y ejemplo de comportamiento. Espero encontrarlo como cabeza de lista en las próximas elecciones.

Besos