domingo, 18 de abril de 2010

"España, al revés: Corruptos y Fascistas, hacen juzgar al JUEZ"


Desde pequeña vengo oyendo las hazañas de un juez que tiene por nombre Baltasar Garzón.
Este señor que en tantas y tantas ocasiones ha puesto su vida en peligro por tratar de defender inocentes y perseguir pleitos perdidos -o que al menos, a ojos de la multitud lo parecían-. Ha puesto su cargo al servicio de la ciudadanía y no ha dudado en defender la dignidad de aquellos que ya no pueden defenderse, porque alguien se encargó de acabar con sus vidas.

Parece ser que Garzón en este momento estorba. Cuando sentó a Pinochet no estorbaba, cuando condenó a presos de ETA tampoco y cuando juzgó el caso "GAL" tampoco lo hacía. Pero, ¿por qué ahora sí?

Señores, parece ser que Franco aun sigue vivo, y que todavía tiene por aquí a su cuadrilla. Muchos se niegan a que se haga justicia, y prefieren "olvidar esa parte de la historia que tan poco les conviene".

Hace algunos años, el Gobierno de Rodríguez Zapatero impulsó en el Parlamento la Ley de Memoria Histórica que tan criticada ha sido por los señores feudales del Partido Popular.

Garzón fue valiente, y lo sigue siendo, y comenzó la investigación. En ese momento se puso en el punto de mira de todos aquellos que aun no condenan el Régimen Franquista.
Es fácil desprestigiar a un JUEZ cuando toma una decisión que no te gusta, y por tanto, lo difícil sería haber dado la razón a sabiendas de que se hacía lo correcto.

Pero estaba por llegar una trama de corrupción que tiene por nombre "Caso Gurtel", esa que tantos quebraderos de cabeza le ha dado a un partido que para mi ha perdido todo el respeto que supuestamente se merecía.

Los señores del PP han aprovechado la situación. Después de imputar a Bárcenas (senador electo del PP en nuestro país) Garzón está en el blanco perfecto. Es muy triste que se utilicen las decisiones de un juez prestigioso y conocido para ir en su contra y lincharlo.

Pretenden acabar con una carrera brillante, con su vida en definitiva -porque Garzón no sabe dedicarse a otra cosa que no sea ésta- y utilizan los Tribunales para sentar en el banquillo a quienes no les conviene tener enfrente.

¿Y ahora qué? Se preguntarán muchos. Ahora...toca esperar. Mientras tanto no podrán abrirse más fosas comunes para recuperar cuerpos de personas que en la Guerra Civil fueron asesinadas, y además, el caso Gurtel, se queda "cojo", pues este juez trataba de sacar la verdad a relucir.

Quizás piensan que la libertad de Garzón tiene precio: ¿tal vez un gran cargamento de trajes a nombre de la ciudadanía española?

La envidia es el deporte por excelencia en nuestro país, pero, ¿se han puesto a pensar como debe sentirse Garzón al estar sentado en un banquillo judicial y ser juzgado por sus propios compañeros de profesión?
No es un asesino, no ha matado a nadie, simplemente ha intentado hacer justicia y se ha atrevido a juzgar lo que nunca nadie había hecho: Los crímenes del Franquismo.

La Democracia está siendo atacada vilmente, ¿y quieren que yo les considere demócratas? mis principios no me lo permiten, porque a diferencia de algunas personas, los míos son siempre los mismos y no cambian en función del momento o la situación.

Por tanto, la frase de Groucho Marx "Estos son mis principios, sino les gustan tengo otros", conmigo no va.

Garzón, estamos contigo.


María Núñez.


(A veces se necesita de alguien que te haga ver las cosas de otra manera... en fin... Gracias, encanto =P )

3 comentarios:

alvaro!! dijo...

eyyyyyy cuanto tiempo! es que como estuviste una temporada larga sin poner nada pues deje de entrar, y como tu tp te pasabas pues me pensaba que habías abandonado el mundo blogspotero...
Pues yo si todo bien, ahora currando y eso... ganándome un dinerillo jeje, y tu que, como llevas la carrera y todo? supongo que bien no?
Bueno wapa, un beso...y si vienes por denia avisame!

alvaro!! dijo...

Y por cierto, muy cierta esta entrada! Enhorabuena, escribes muy bien!

Steven Jorge Pedrosa dijo...

Un gran artículo maría.....yo ya te veo escribiendo para elplural.com jeje
como te he dicho antes, me ha gustado desde la forma y el cómo, hasta lo que dice y cómo lo cuenta....
estás madurando, creciendo y mejorando, como el buen vino....
y de nuevo te digo, que sé que siempre estás con las causas injustas, y en españa hay muuuuchas....de hecho, españa en sí, es una injusticia y me atrevería a decir que una causa perdida.....es SU españa, y aunque parezca que todo a ha cambiado, quizás lo único que pasó fue dar otro calor....por que españa, sigue siendo de ellos y para ellos....
un abrazo y un beso de tu amigo el socialista afectivo ;)