lunes, 25 de diciembre de 2006

¿Por qué siempre pasa lo mismo?

Nos encontramos en unas fechas en las que millones de personas se desplazan para reunirse con sus seres queridos o que aprovechan para tomarse unas vacaciones; y lo que ni yo ni mucha gente entiende es por qué siempre ocurre lo mismo, por qué al acabar nos encontramos con cientos de personas que nunca mas podrán volver a sus casas, por qué muchas de esas personas son jóvenes con proyectos por delante y que aun no han vivido ni la mitad de la vida, o incluso voy más allá, por qué mueren tantos niños en las carreteras sin tener culpa de lo que lo mayores hacen mal o hacen bien, por qué se destrozan vidas así de rápido; ¿quién tiene la culpa de que todo esto suceda y no pueda remediarse? ¿es cierto que estamos expuestos ante el peligro cada segundo de nuestra vida? ¿no hay forma de que todas estas desgracias dejen de ocurrir?

Preguntas sin respuestas que nadie se atreve a contestar... asi podría llevarme todo el día, ¿pero de verdad que no tienen respuesta? ¿es ley de vida nacer para morir antes o después,con tus sueños o sin ellos cumplidos? ¿merece la pena sufrir y luchar si sabes que vas irte algún día?
¿Y si tienes sueños, proyectos y muchas ilusiones que compartir con los demás y por culpa de otro no vuelves ni por Navidad? ¿quién tiene la culpa?


Es triste pensar que hay veces que lo malo no puede evitarse, pero mientras estás en el mundo debes luchar por lo que realmente quieres hasta conseguirlo, nadie va ha hacerlo por tí, y si realmente quieres ver tus ilusiones, sueños y proyectos cumplidos al menos debes esforzarte porque eso ocurra; sería muy triste ver que cada ilusión se desvanece cuando una persona se va de un para otro, eso es lo que debemos evitar, ese sufrimiento pero para que eso ocurra, somos todos los que tenemos que tener precaución con uno mismo y con los demás, porque no es que puedas tirar tu vida por la borda sino que también arrastres contigo la vida de otros que si quieren seguir viviendo.

Nadie puede conducir por ti, ten cuidado, tu vida y la de otros está en juego.
Si quieres seguir luchando por tu vida, por los tuyos y por el mundo: ten cuidado.

No hay comentarios: